En una sesión ordinaria de la Hermandad Ferroviaria, el día 13 de marzo de 1.951, fue acordado solicitar a la Cofradía del Santo Entierro, nos concediera la gracia de ser portadores de uno de los pasos de la procesión del Viernes Santo.

 

Esta gracia fue concedida, por lo tanto, los Hermanos Ferroviarios portaron ese año de 1951 los pasos de “La Oración en el Huerto” y “La Flagelación”.

 

Por éste motivo, el 12 de julio de 1.951, se celebra una sesión a la cual se invita a asistir, al entonces Hermano Mayor de la “Cofradía del Santo Entierro”, Don Bienvenido Calvo, quien propone la  constitución de una Cofradía Penitencial de Semana Santa dentro de la Hermandad Ferroviaria, asignándonos el paso “LA ORACIÓN EN EL HUERTO”.

 

La Hermandad Ferroviaria necesitaba de un asesor religioso o capellán, que se encargase de la dirección espiritual y de presidir las Juntas y moderar las discusiones y decisiones. El Presidente de la Hermandad pidió al Superior de los Carmelitas Descalzos que nombrara al P. Ángel de Santa Teresita como asesor y capellán. El P. Arcángel, así se llamaba el Superior, aceptó la propuesta. El Provincial P. Otilio del Niño Jesús la confirmó. El Sr. Obispo D. Saturnino Rubio Montiel dio el visto bueno el 10 de octubre del año 1950. Este padre estuvo hasta agosto del año 1954.

 HÁBITO Y ESCUDO

 El hábito está compuesto por túnica de color granate, capirote y cinturón verde, capa de color amarillo y zapato negro. Además se complementa con la medalla reprentando a un Cristo orando, que se incorporó con motivo del 50º aniversario.

   El escudo está compuesto por una cruz rodeada por la corona de espinas con el cáliz incrustado.